Chelsea y Michel eligieron celebrar su amor en una masía del Maresme. Hemos creado un banquete catalán con productos locales y de temporada. Un pica pica típico español, sobre una mesa azul y blanca. La antesala de una mesa familiar donde cada invitado fue partícipe de la celebración. Cocinamos y compartimos este momento, nos convertimos en parte de la agasajada familiar. En esencia un viaje de unión.